“La formación constante nos permite adaptarnos a los cambios”

DANIEL GARCÍA GIL. Colegiado 2000 del COAATBU

Graduado en Arquitectura Técnica por la Universidad de Burgos en 2019, donde consiguió el premio extraordinario Fin de Grado y el premio a la trayectoria universitaria, Daniel García Gil es el colegiado 2000 del COAATBU. Su vocación le viene desde pequeño y se ha confirmado al poder desarrollar profesionalmente su pasión. Sueña con trabajar en edificación, pero ahora aprovecha al máximo la experiencia en obra industrial y destaca la importancia de las formación constante para adaptarse a los cambios.

Breve currículo:

  • Graduado en Arquitectura Técnica por la Universidad de Burgos en 2019, finalizando con 18 Matrículas de Honor, incluido en Proyecto de Fin de Grado.
  • Premio extraordinario Fin de Grado 2018/2019 en el Grado en Arquitectura Técnica.
  • Premio a la Trayectoria Universitaria en los VII Premios del Consejo Social de la Universidad de Burgos, edición 2018, donde se evalúa el expediente académico, formación complementaria y compromiso social.
  • Primer premio de la fase local del IV Concurso de Innovación de Soluciones Placo de Saint–Gobain Placo Ibérica, S.A. (Junio 2019).
  • Premio a la mejor propuesta de innovación para un sistema Placo® en el IV Concurso de Innovación de Soluciones Placo de Saint–Gobain Placo Ibérica, S.A. (Septiembre 2019).
  • Premio del colegio de aparejadores al mejor expediente académico de la promoción 2018/2019 consistente en un año de colegiación gratuito.
  • Experiencia laboral como técnico en empresa especializada en obra Industrial desde 2017.

-¿Por qué te hiciste Aparejador?

Desde pequeño, he tenido contacto con el mundo de la construcción, arquitectura e ingeniería y siempre ha sido un campo que me ha llamado la atención, motivo por el cual me decanté por esta carrera, para entender el proceso de materialización una idea.

-¿Qué es lo que más te gusta de la profesión?

Para mí, el hecho de ser Arquitecto Técnico supone tener la capacidad de gestionar y dirigir el trabajo, el tiempo de ejecución y los materiales para poder traducir a una realidad física ese proyecto teórico que tenemos en el plano.

Esto te da la posibilidad de aplicar todos tus conocimientos y formación a la realidad práctica, es decir, la satisfacción de saber que tu esfuerzo y tu tiempo se traduce en poder dar una respuesta eficaz a un cliente, dar una opinión técnica fundamentada e incluso justificar una solución en base a la normativa, a la resistencia de los materiales empleados, a criterios constructivos o simplemente en base a tu propia experiencia.

Actualmente, todos los proyectos que he realizado se centran en obra industrial que estaría más relacionado con Ingeniería Civil, sin embargo, a lo largo de la carrera se nos ha formado en competencias transversales por lo que es un campo en el que me siento cómodo y en ningún momento fuera de lugar.

Por supuesto, la gran mayoría de nosotros imagina al entrar a estudiar la carrera de Arquitectura Técnica que su trabajo estará enfocado a la edificación, así que espero poder tener un contacto más cercano en un futuro.

-Un proyecto para recordar…

Podría responder a esta cuestión con la obra que actualmente dirijo. Se trata de la primera obra que la empresa realiza para un cliente extranjero (danés) para quienes estamos ejecutando un banco de pruebas para motores de molinos eólicos.

Esto, nos ha permitido visitar su empresa en calidad de técnicos, pudiendo conocer la forma de trabajo de un país cuyas técnicas constructivas están más avanzadas.

Sin duda es un proyecto que recordaré porque tiene una serie de particularidades a las que hasta ahora no nos habíamos enfrentado, como la exigencia de unas precisiones extraordinarias, elementos postesados y, quizá lo más curioso a destacar sería la necesidad de diseñar un nuevo tipo de hormigón con unas características específicas a efectos de temperatura de curado y resistencia, para lo cual, tuvimos que contactar con químicos e ingenieros de empresas externas.

-Un sueño como Aparejador…

Mis metas actualmente se resumen en poder desarrollar mis conocimientos y práctica de la forma mas extensa posible para mejorar mi futuro profesional, optimizar el trabajo en equipo y liderazgo (aspectos indispensables en nuestra profesión) y no dejar de lado una formación constante, que me permita adaptarme a los cambios.

-Algo que añadir…

Me gustaría que se reconozca debidamente la profesión, nuestras competencias, atribuciones y habilidades, desde la intervención necesaria formando parte de la dirección facultativa, gestión de proyectos o asesoramiento hasta la obtención de autorizaciones y licencias administrativas o gestión de procesos inmobiliarios.

Enlaces de interés:

También te podría gustar...